CALIDAD COMO CUALIDAD- Mudanzas profesionales

Cuando vas a celebrar una boda, un bautizo o simplemente festejar una fecha importante del calendario, no tienes el dilema de si debes acudir a un fast-food o a un restaurante de calidad, en el que el servicio sea realizado por un profesional de la hostelería.

Entiendes que la ocasión lo merece y buscas profesionalidad, ante todo, para que ese momento especial resulte inolvidable, y asumes que el precio del servicio será superior a la de un restaurante de comida rápida.



Cuando hablamos de las mudanzas ocurre lo mismo, se trata también de un evento puntual, si lo comparamos con el ejemplo del restaurante resulta más sencillo de entender que cuando trasladas tu vida, te sientes más seguro cuando el trabajo es realizado por un mudancero profesional. El saber que tus muebles y enseres personales estarán tratados con delicadeza y no habrá susto alguno, se puede equiparar con el restaurante que eliges para el día de tu boda.




En el mundo de las mudanzas encontrarás mucho intrusismo, servicios a un precio más competitivo, pero la experiencia final de usuario puede resultar ser pobre y esto dejarte con mal sabor de boca, sin mencionar la imagen errónea que transmite del mudancero.



Y es que es una pena que el vocablo “mudancero", no esté contemplado en la RAE, esta profesión que, en el resto de los países de Europa, como puede ser el caso de Francia, es un oficio consolidado donde el profesional cobra fuerza y el cliente, entiende que como sucede en la elección de un restaurante de calidad, aquí también es conveniente pagar por la calidad si deseamos tener un servicio exquisito y evitarnos malas vivencias.


Son muchos los que creen que ser mudancero consiste simplemente en mover unos bártulos de un lugar a otro, pero detrás de mover un simple mueble hay mucho más:


Calcular volúmenes para ahorrar espacio en el camión, conocer las técnicas y los materiales adecuados para evitar dañar los muebles, eliminar la ansiedad al cliente, coordinar los equipos para crear ritmo a la mudanza, conocer el orden en el que realizar la carga de los objetos para ganar tiempo en la descarga, etc.



Cuando acudes a una empresa de mudanceros profesionales, en el que la calidad del servicio está presente al 100%, siempre terminas agradeciendo el haber pagado algo más por el servicio, como solemos decir nosotros "vendemos más que una mudanza, también vendemos nuestra experiencia."



Desde Bizidem defendemos el trabajo de calidad, realizado por mudanceros profesionales. Nos gusta apoyarnos en nuestro colaborador CALMA Y ORDEN, juntos conseguimos aportar una experiencia óptima al usuario y disfrutamos con ellos.


"Nuestra profesionalidad llega a todas partes"

Steeve Kleinholtz








26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo